Flora Iberica: Arbustos o pequeños árboles, de ordinario espinosos, monoicos. Hojas persistentes, alternas o fasciculadas, a menudo coriáceas, pecioladas, sin estípulas. Flores hermafroditas o funcionalmente unisexuales, verdosas o blanquecinas, agrupadas en cimas axilares; disco nectarífero convexo o ligeramente cóncavo, entero o lobulado. Sépalos (4)5, soldados en la base, persistentes. Pétalos (4)5, patentes, insertos en el disco. Estambres (4)5, alternipétalos, con anteras introrsas. Ovario (1)2(3)-locular, con 2 rudimentos seminales por lóculo; estigmas subsésiles, capitados o sublobulados. Fruto en cápsula coriácea o papirácea, (1)2(3)-locular, con dehiscencia loculicida. Semillas 1-6(8), rojizas o parduscas, con arilo de ordinario cupuliforme.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.