J. Mendel. Biol. Gen.

Conjunto de reglas y leyes formuladas por Mendel como consecuencia de sus estudios sobre herencia. Por extensión también toda la parte de la genética que se ocupa de la herencia según esas leyes. La base de sus estudios fué el suponer al individuo en posesión de un conjunto de caracteres distintos, casa uno de ellos expresión de un detalle anatómico o de una función, unidad de carácter. Los caracteres los agrupó por partes (alelo u alelomorfo), y cada par fué relacionado con otro igual estructura y propiedades, usando el método de la hibridación (fecundación cruzada) y observando el la primera generación (F1) si prevalecía un carácter determinado (dominante) y si quedaba alguno ausente (recesivo). La autofecundación de estos individuos de F1 se llevó a encontrar en F2 individuos con el carácter dominante (un 75%) y con el recesivo (un 25 o 100) (disyunción), en la relación 3:1. Esta relación le hizo con concebir, junto a la idea de unidad del carácter, la de la pureza de los gámetas (gámeta o gameto), suponiendo que la mitad de los gametos procedentes del híbrido F1 contienen el factor propio del carácter dominante y la otra mitad del factor propio del carácter recesivo, los cuales se manifiesten puro e independiente, sin fusionarse, en el híbrido F1, separándose como unidades en los gametos, los cuales, de acuerdo con la teoría del cálculo de probabilidades, concurres de igual forma en la fecundación (un óvulo con factor dominante es fecundado por un grano polen con factor dominante; un óvulo con factor dominante es fecundado por un grano de polen con factor recesivo; un óvulo con factor recesivo es fecundado por un grano de polen con factor dominante; un óvulo con factor recesivo es fecundado por un grano de polen con factor recesivo), y así, cruzando una planta de guisantes gigantes con otra de guisantes enanos, después de obtener en F1 todas las plantas de guisantes gigantes (carácter dominante), la autofecundación de éstos dió, en F2: 75% de plantas gigantes y 25% de plantas enanas; pero mientras que en la autofecundación de éstas dió ya en todas la generaciones plantas enanas, en cambio, la autofecundación de las gigantes demostró que un 25% de ellas daba siempre plantas gigantes, y el otro 50% reprodujo en F3 la misma proporción de 3:1, es decir, que en F2 en realidad hay 25% de puros gigantes (dominante), 50% de híbrido gigantes con los de F1 y 25% de puros enanos (recesivo), y de hay dedujo que el zigoto (cigoto) tiene una doble estructura, formando por los gametos semejantes respecto de uno o más caracteres (la condición de que los factores alelomorfos (alelo) sean estructuralmente iguales o desiguales es lo que caracteriza la homozigosis o heterozigosis) y que el plasma germinal tiene una estructura definida (gen o cromosoma). Después realizó el cruzamiento de dos pares de alelomorfos con las razas de guisantes verdes y rugosos y guisantes amarillos y lisos, observando que cada factor respondía independientemente a la proporción antes señalada, siendo dominante el amarillo sobre el verde y el liso sobre el rugoso; y así, en F1, todos los guisantes resultaron amarillos y lisos, pero en F2 se recombinaron los factores, y la producción fué de 9 amarillos lisos, 3 amarillos rugosos, 3 verdes lisos y 1 verde rugoso. Y estudiando por autofecundaciones los caracteres aparentes (fenotipo) de esos grupos, dedujo su constitución genética (genotipo), o sea, que de los 9 amarillos lisos 1 era puro (homozigótico) y los 8 restantes impuros (heterozigótico); de los 3 amarillos rugosos 1 era puro (homozigótico) (nueva raza). Y lo mismo ocurría con los 3 verdes lisos: 1 homozigótico (raza nueva), y por último, el verde rugoso (doble recesivo) era puro u homozigótico.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.