La meningitis con un incremento de linfocitos y un alto porcentaje de eosinófilos en el líquido cefalorraquídeo; suele ser causa de una infección por Angiostrongylus cantonensis.