Del gr. μηνίσκος, dim. de μήνη, m. Ópt. Fís. Anat.

Literalmente significa media luna: medialuna. En óptica, el vidrio cóncavo por una cara y convexo por la otra. En física, la superficie libre del líquido contenido en un tubo estrecho; es cóncava o convexa, por efecto de la capilaridad, según que el líquido moje o no las paredes del tubo. En anatomía, el disco semilunar de fibrocartílago que separa el cartílago articular de algunas articulaciones. En la rodilla, los meniscos se localizan entre los cóndilos de la tibia y el fémur. Modifican la forma del cartílago articular mejorando la congruencia entre los huesos articulares y aumentando la estabilidad de la rodilla durante la ejecución de movimientos complejos. También difunden la carga que soporta la rodilla sobre un área más amplia, lo cual ayuda a absorber los choques.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.