Es una hemorragia menstrual producto de la ausencia de producción o liberación de un óvulo, el cual puede permanecer dentro de un folículo ovárico y sufrir un proceso degenerativo o, con menos frecuencia, impregnarse y ser origen de un embarazo ovárico.