La afección causada por el atrapamiento del nervio cutáneo lateral que inerva la porción externa del muslo. Tal vez esté causada por la presión repetitiva o por un traumatismo directo. Sus síntomas son una sensación urente y entumecimiento en la cara anterolateral del muslo. La afección suele remitir sola con reposo.