De meso- y el gr. φλoióς, m. Bot.

Término anticuado poco preciso, correspondiente a la parte parenquimatosa interior de la corteza, de posición intermedia entre al parte corchosa exterior y la zona fibrosa de más adentro (Yáñez. Hist. Nat. 2.ª ed.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.