De meso- y el gr. φλoióς, m. Bot.

Término anticuado poco preciso, correspondiente a la parte parenquimatosa interior de la corteza, de posición intermedia entre al parte corchosa exterior y la zona fibrosa de más adentro (Yáñez. Hist. Nat. 2.ª ed.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.