Med.

Se aplica al conjunto de procesos que intervienen en la entrada de hierro en el cuerpo, su absorción, transporte, almacenamiento, utilización en la formación de la hemoglobina y otros compuestos de hierro y su eventual excreción. Se absorbe a través de la mucosa intestinal, en este paso se oxida de forma ferrosa a férrica, una vez en la sangre el hierro circula entre el plasma y los sistemas reticuloendotelial o eritropoyético. Para sintetizar hemoglobina el hierro plasmático pasa al normoblasto, donde permanece hasta 4 meses atrapado en las moléculas de hemoglobina de un eritrocito maduro; los eritrocitos maduros posteriormente se deterioran y se destruyen. El hierro se libera de la hemoglobina en el sistema reticuloendotelial para volver a formar parte del depósito de hierro circulante para ser reciclado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.