Del gr. μεταβἀλλω, m. Biol. Fisiol. Bot.

Conjunto de reacciones que se producen continuamente en la célula viva, mediante las cuales esta obtiene y transforma materia y energía: las reacción del metabolismo se producen en orden al mantenimiento de la vida, al crecimiento del individuo y a su reproducción. En biología, dícese del conjunto de reacción química que se dan en un organismo vivo; los diferentes compuestos que participan o se forman ene estas reacciones se denominan metabolito. En el animal, la mayoría de los metabolitos se obtienen de la digestión del alimento, mientras que el la planta el aporte externo sólo incluye materia básica; dióxido de carbono, agua y minerales. La síntesis (anabolismo) y la rotura (catabolismo) de muchos compuestos exigen muchos pasos, que en su conjunto se denomina vía metabólica. Alguna vía, como la glucólisis, son lineal, mientras que otra, como el ciclo de Krebs, son cíclica. Los cambios en cada paso de la vía son generalmente pequeñas modificaciones que ayudan a mantener constante el medio ambiente interno. Varios mecanismo de retroalimentación gobiernan la actividad metabólica de cada vía. En fisiología, dícese del conjunto de cambio y transformación química y biológica que se producen continuamente en los seres vivos y constituyen, en esencia, el acto de la nutrición a compás de la destrucción de la materia en el proceso incesante de la vida; el metabolismo abarca el anabolismo y el catabolismo. El metabolismo basal es la producción calórica mínima orgánica en un sujeto que ha sido sometido a un reposo de 20 a 60 minuto a una temperatura de 20 ºC y después de 12 a 18 horas. En botánica, dícese del complejo de fenómeno fisicoquímico que ocurre en la planta en virtud del cual se llaga a sintetizar, en una serie de proceso anabólico, los diversos cuerpos que integran el organismo, al paso que, por otra parte, y de manera catabólica. El equilibrio vital se mantiene precisamente por razón de este metabolismo (anabolismo y catabolismo). Atendiendo a la finalidad del metabolismo, se califica de fisioplástico o de organizador en que conduce a la formación de ciertos productos finales útiles para constituir materialmente el vegetal: y de funcional, aquel que proporciona la energía necesaria para el sostenimiento de la vida. Si llamamos a este último metabolismo destructivo o desasimilador, designaremos al primero como constructivo o asimilador. No considerando el proceso en toda su complejidad, sino atendiendo a la naturaleza del producto sintetizado o degradado, se habla también del metabolismo de los glúcidos o de los hidratos de carbono, del de los lípidos o de las grasas, y del de los prótidos o de los albuminoides. Este último, el metabolismo de los prótidos, por su importancia capital en la formación y demolición de la materia viva, suele llamarse también metabolismo citoplástico (F. Q.). En edafología, dícese de la actividad y intercambio de orden físico, químico y biológico que existe en cada horizonte del suelo y entre los varios horizontes, y que corresponde al proceso de su formación y evolución natural, a su relación con la vegetación y, accidentalmente, a su reacción contra la intervención de agentes anormales; como la actuación humana (HV.). En arquitectura, nombre con que son conocidas cada una de las propuestas de un grupo de arquitecto y urbanista japoneses, que fue creado en 1960: los fundadores del grupo (Kikutake, Otaka, Maki, Kurokawa, a los que más tarde se unirían Isozaki y Kenzo Tange) publicaron el manifiesto Metabolism´60.

1 comentario en “metabolismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.