La técnica para el examen radiográfico de la apófisis odontoides proyectada a través del agujero magno, se emplea cuando resulta complicado visualizar la punta de la apófisis en una imagen obtenida por medio del método convencional de boca abierta.