Med.

La técnica radiográfica para localizar un cuerpo extraño en el ojo por medio de la realización de dos radiografías de éste al tiempo que se inmoviliza la cabeza del paciente. Se coloca una pequeña bola metálica en un cono a distancias precisas del centro de la córnea como marcas de referencia al tiempo que se hace una proyección radiológica lateral y otra perpendicular del ojo. A partir de la dos radiografías se construye una proyección tridimensional del ojo y se obtiene una localización gráfica del cuerpo extraño en función de la intersección de las líneas que atraviesan la bola y el cono.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.