Med.

Es una técnica de terapia corporal que se basa en la premisa de la existencia de una conexión entre la tensión muscular crónica y las emociones o traumas reprimidos. El terapeuta asiste al paciente para que relaje la tensión muscular, de forma que las evocaciones reprimidas salgan a la superficie y puedan liberarse.