Del gr. μείωσις, f. Biol. Gen.

División nuclear con disminución del número de cromosomas. Se cumple en dos tiempos: durante el primero se realiza la división heterotípica, durante el segundo, la división homotípica. Del gonotoconte diploide, con 2n cromosomas, surge la tétrade haploide, con n cromosomas en cada núcleo. Las dos divisiones de la meyosis (meiosis) pueden ser consecutivas o no, pero siempre son sucesivas, con sólo una división de los cromosomas. Durante la primera división, heterotípica, se separan los cromosomas acoplados, ya divididos excepto en su centrómeros. Durante la segunda división nuclear, homeotípica, se separan las mitades de los cromosomas, y entonces es cuando el centrómero también se divide. El fenómeno del entrecruzamiento, cuando se produce, ocurre durante la meyosis (meiosis): los dos cromosomas homólogos de cada pareja pueden trocar segmentos (entrecruzamiento); de los cuatro cromatidios o hemicromosomas (dos de cada homólogo) que están acoplados, sólo dos cambian su segmentos en cada punto. Luego, cuando se produce entrecruzamiento, la primera división es al mismo tiempo reductiva (separa los homólogos) y ecuacional (separa las mitades del mismo cromosoma) para los segmentos en que ha ocurrido el entrecruzamiento: reductiva para dos y ecuacional para los otros dos cromatidios. La meyosis (meiosis) comprende las mismas fases que la mitosis, pero la profase es mucho más larga y presenta varios estadios. Los más característicos son los siguientes; leptóteno, cromosomas finos, no acoplados, en número diploide; zigóteno, estado de acoplamiento, muy breve; paquíteno, con los cromosomas al principio simples, al fin dobles, en este estadio es cuando puede producirse el entrecruzamiento, y, durante él, los cromosomas se acortan y engruesan por espiralización y acumulación de la matriz; diplóteno, con los cromosomas ya netamente divididos y en trance de repelerse los de cada par, siendo así que antes se atraían y estaban arrollados uno en otro; los puntos en que se tocan constituyen la llamada quiasma, y diacinesis, con los bivalentes contraídos en máximo grado y esparcidos en el núcleo. La metafase de la meyosis (meiosis) es similar a la de la mitosis, pero en vez de cromosomas intervienen en ella bivalentes, esto es parejas, con dos centrómeros. Durante la anafase se separan los dos cromosomas de la pareja; las parejas constituídas durante el estadio zigóteno se deshacen. La telofase puede ser como en la mitosis corriente o más o menos corta; a veces, sólo virtual, para dar paso a la profase de la segunda división, que es una mitosis típica (J. H. y S.). El término equivale a la propiamente dicha meiosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.