Es un cambio temporal en la acomodación visual; se puede producir por un traumatismo, por una elevación de la concentración plasmática de glucosa, por el tratamiento con sulfamidas y por otras alteraciones.