Med. y Dep.

La motivación que no es innata ni satisface una necesidad fisiológica básica (motivación secundaria); un ejemplo de motivación adquirida sería el deseo de ganar una medalla en los Juegos Olímpicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.