Med. y Psicol.

La disposición relativamente estable que impregna el deseo personal de tener éxito. Las personas muy motivadas para tener éxito suelen tener una autoestima alta y un deseo imperante por competir. Ver también modelo de McClelland-Atkinson.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.