Del lat. mobilĭtas, -ātis, f. Anat. Fisiol.

Calidad o cualidad de movible. Se opone a inmovilidad. Dícese de la capacidad que tiene una persona para poderse mover por la movilidad articular; facilidad con la cual una articulación o serie articular se mueve ates de sufrir restricción por la presencia de otra estructura: la movilidad es difícil de medir. A vece la medición de la posición final obtenida con el extremo de una extremidad o un segmento de la extremidad se emplea para reflejar la movilidad, si bien esta medición depende de la relación posicional de otro segmento del cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.