Dícese de la acción colectiva, dotada de organización, que pretende actuar sobre el conjunto de la sociedad para provocar en ella cambio fundamental. Se apoya en tres principios: el de identidad entre sus miembros, el de oposición a un movimiento adversario que persigue otros objetivos, y el de referencia a unos valores globales.