De muco-, poli-, y sacárido, m. Bioquím.

Se aplica a la larga cadena lineal de azúcares complejos, muchos de ellos unidos a proteínas formando proteoglicanos (mucopolisacáridos). Están situadas en la superficie de las células y en la matriz extracelular, a la que aportan viscosidad. Intervienen en la formación de los huesos, cartílagos, tendones, córnea, piel y tejido conectivo. Se hallan también en el líquido sinovial (líquido viscoso que lubrica nuestras articulaciones).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.