Med.

Se aplica a la muerte que se atribuye a causas naturales. En la reanimación cardiopulmonar se aplica al daño celular permanente que es consecuencia de la falta de oxígeno y que no es reversible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.