Med.

Se aplica a la muerte de un feto con un peso superior a 500 g a las 22 o más semanas de gestación. También se dice de la muerte de un lactante en el período comprendido entre el nacimiento y el final del período neonatal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.