Del part. irreg. de morir; lat. mortŭus, m. y f. Biol.

Participio irregular de morir. Se aplica al ser que ha perdido la vida; apagado, sin actividad, marchito, deslucido, desvaído, etc.