Mantenerse y avanzar dentro del agua moviendo principalmente, las extremidades. Flotar o sobrenadar.