Del gr. ἀνήρ, ἀνδρός, y pref. nan-, m. Bot.

En botánica, en un grupo de especies de Nanandros (n) de Oedogonium ciliatum, con sendos anteridios, muy aumentativo (de Pringsheim). Edogoniáceas dioicas, se denomina así la planta masculina, por ser rudimentaria y formada por pocas células. Las esporas diferenciadas que dan origen a los nanandros se llaman andróspora, y sólo germinan pegadas a un oogonio o en sus inmediaciones.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.