Del gr. ναρκωτικός, adj. Med. Bot.

Perteneciente o relativo a la narcosis. En medicina, dícese de la sustancia que produce sopor, relajación muscular y embotamiento de la sensibilidad (sustancia narcótica); por ejemplo, el cloroformo, el opio, la belladona, etc. Los narcóticos son como los opiáceos, tales como la morfina y la codeína, pero no se elaboran con opio. Se unen a los receptores de opioides del sistema nervioso central: actualmente los narcóticos se llaman opioides. En botánica, dícese de las sustancias capaces de entorpecer la actividad del protoplasma de manera pasajera. Este entorpecimiento se muestra en ciertos procesos metabólicos y en determinados fenómenos de sensibilidad a los estímulos exteriores; la planta, en este caso, no responde a la excitación porque se halla en estado de anestesia, por ejemplo, alcohol y el éter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.