Med.

Expresión con la que se alude a la larga controversia sobre la influencia de la naturaleza frente a la del ambiente en el desarrollo de la personalidad: la naturaleza está representada por los instintos y factores genéticos, y el ambiente está representado por las influencias sociales.