Med.

El proceso frecuente al comenzar la gestación, caracterizado por náuseas recurrentes o persistentes, frecuentemente por la mañana, que pueden originar vómitos, pérdida de peso, anorexia, debilidad general y malestar general: las causas de este proceso están poco claras. Habitualmente, no comienzan antes de la sexta semana después del último periodo menstrual, y terminan entre la semana duodécima y la decimocuarta de la gestación.