La precisión absoluta de algo, sin lo cual no se puede conseguir la salvación; por ejemplo, el bautismo es necesario con necesidad de medio.