Del gr. νεκρόν, forma neutra de νεκρός, m. Bot.

Según Sernander (Geol. Förens. Föhr, 1918), denominación colectiva de las porciones muertas de una comunidad vegetal, todavía no humificadas ni sapropelizadas. La förna y la ävja son formas de necron, cuaya evolución ulterior da humus y sapropelo, respectivamente (R. M.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.