Med.

La interrupción del riego sanguíneo de una estructura que provoca su muerte o desintegración. En los niños, una fractura por sobrecarga en la parte superior del fémur puede generar necrosis avascular en la cabeza de este hueso. También puede producirse necrosis avascular después de una fractura de escafoides, por ausencia de riego sanguíneo al polo proximal del hueso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.