Med.

Hace referencia a un trastorno visual, generalmente no inflamatorio, que se caracteriza por la disfunción y destrucción de los tejidos del nervio óptico. Entre las causas se incluyen las alteraciones vasculares con interrupción del flujo sanguíneo, la compresión por tumores o aneurismas, las deficiencias nutricionales o los efectos tóxicos químicos: afecta generalmente a un solo ojo y puede desembocar en ceguera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.