Med.

Se aplica a cualquiera de los diversos trastornos mentales, que van desde un temor exagerado hasta la demencia, comúnmente atribuídos al ruido o sacudidas de bombas o proyectiles al explotar, pero actualmente se achacan a una reacción traumática ante el estrés del combate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.