De niño, f. Anat.

Se aplica a la zona negra que tiene el iris del ojo en su parte media por donde pasa la luz (es decir, la pupila): se contrae por el exceso de luz y se dilata por la falta de ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.