Del color de la ceniza: se dice especialmente del indio, quien, en vez de palidecer, se pone niste.