Med.

Se aplica a la concentración más elevada, habitualmente en la sangre, que una sustancia alcanza durante el período de tiempo que se está considerado, como la concentración plasmática máxima de glucosa alcanzada durante una prueba de tolerancia a la glucosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.