Se aplica a la falta de separación de los pares de cromosomas homólogos durante la primera división meiótica o de las dos cromátides de un cromosoma en la anafase de la mitosis o en la segunda división meiótica (no-disyunción): el resultado es un número anormal de cromosomas en las células hijas.