Med.

Término relativo a una técnica de diagnóstico o tratamiento que no requiere atravesar la piel o penetrar en una cavidad u órgano.