Med.

Se aplica, en EE.UU., al nombre asignado a un fármaco por el US adopted Names Council. El nombre oficial, generalmente más corto que el nombre químico, es el nombre por el que los sanitarios conocen al fármaco.