La normas establecidas para ayudar a los profesionales de la salud y a los pacientes, a adoptar decisiones acerca de la detección, prevención o el tratamiento de un trastorno específico de salud.