Del lat. nucella, dim. de nux. f. Bot.

En el rudimento seminal, la parte interna del mismo, rodeada por el tegumento o los tegumentos, y desprovista de hacecillos conductores, en la cual se contiene una o varias grandes células espaciales, los llamados sacos embrionales.