El elemento más sonoro, perceptible y abierto de los que componen la sílaba.