Del lat. obesĭtas, -ātis, f. Med. Pat.

Exceso de grasa en el cuerpo. Trastorno de la nutrición, que produce una hipertrofia del tejido adiposo extendida a todo el organismo, por desajuste entre la cantidad de energía aportada al organismo y la que es consumida. La obesidad es la acumulación de cantidades excesivas de grasa, en particular debajo de la piel y en torno a ciertos órganos internos. La obesidad suele ser producto de un equilibrio energético positivo y de la ausencia de una dieta equilibrada. La obesidad es un factor desencadenante reconocido de algunas enfermedades como *diabetes mellitus, *hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares. Algunos expertos médicos calculan que la esperanza de vida se reduce aproximadamente un 1 por ciento por cada 450 g de exceso de grasa en personas de 45 a 50 años de edad. La obesidad es de difícil definición cuantitativa, pero suele aceptarse que es obesa toda persona cuyo índice de masa corporal (IMC) sea superior a 30. Según esta definición, es posible ser obeso sin tener sobrepeso. Por el contrario, los deportistas musculosos pueden tener sobrepeso sin ser obesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.