Med.

Se aplica a la alteración de la función normal o estado patológico causado por un objeto alojado en un orificio corporal, una vía o un órgano. La mayoría de los casos se producen en niños que inhalan o degluten bruscamente un objeto extraño o se lo introducen en una abertura corporal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.