El cierre anormal de la dentadura, capaz de provocar alteraciones patológicas en los dientes, en los tejidos de sostén y en los demás componentes del sistema estomatognático.