Med.

Se aplica a la excesiva y repetida fuerza en el cierre de los dientes que lesiona los propios dientes, los tejidos periodontales, la cresta residual o las demás estructura orales. Esta situación supera la capacidad reparadora de los propios tejidos de sujeción (cemento, ligamentos periodontales y hueso alveolar).

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.