Med.

La práctica dental que tiene en cuenta el efecto del tratamiento y los materiales dentales sobre la salud global de la persona. Es fundamental el uso de empastes que no sean de amalgama y la reposición de las amalgamas existentes con materiales que no contengas mercurio.