El examen del interior de la parte posterior del ojo mediante un oftalmoscopio (instrumento del tamaño de una linterna, con una fuente de iluminación y un conjunto de lentes que rotan).