Flora Vascular de Andalucía Occidental: Arboles o arbustos. Hojas simples o compuestas, opuestas o alternas, persistentes o caducas, sin estípulas. Flores actinomorfas, tetrámeras o pentámeras, hermafroditas o unisexuales. Cáliz con 4-5 piezas soldadas, a veces ausente. Corola generalmente gamopétala con tubo a veces muy largo, rara vez ausente. Androceo con 2 estambres, insertos en la corola o en el receptáculo. Ovario súpero,bicarpelar. Fruto baya, sámara o drupa.

 

Flora Iberica: Árboles o arbustos, a veces trepadores, perennifolios, caducifolios o semicaducifolios, glabros o pubérulos en los órganos jóvenes, a veces con pelos escuamiformes y peltados o pubescentes en el envés de las hojas, hermafroditas, dioicos, androdioicos, andromonoicos o polígamos. Tallo de sección circular o cuadrangular, folioso. Hojas simples o compuestas, éstas trifoliadas o imparipinnadas, rara vez paripinnadas, enteras, serradas o dentadas –lobadas en especies extraibéricas–, opuestas, rara vez alternas, con nerviación pinnada, sin estípulas, sésiles o cortamente pecioladas, no decurrentes. Inflorescencia en cimas laterales o terminales, a veces agrupadas en las axilas de las hojas o alargadas en racimos o panículas tirsoides. Flores hermafroditas o unisexuales, diclamí – deas o monoclamídeas –tetrámeras o pentámeras, con verticilos sexuales generalmente dímeros– o aclamídeas, actinomorfas, hipóginas, pediceladas o sésiles, generalmente con brácteas y bractéolas prontamente caedizas. Cáliz gamosépalo, entero o con 4 ó 5 dientes o lóbulos, o bien ausente. Corola gamopétala o dialipétala, con 4 ó 5 pétalos, rotácea, estrellada o hipocrateriforme, a veces ausente. Androceo con 2 estambres, raramente 3 ó 4(5), generalmente adnatos al tubo de la corola y alternos con los pétalos, exertos o inclusos en el tubo de la corola, con filamentos cortos, a veces aparentemente ausentes, y anteras dorsifijas, introrsas o extrorsas. Gineceo bicarpelar; ovario súpero, entero, bilocular, con (1)2(4) rudimentos seminales en cada lóculo –a veces numerosos en especies extraibéricas–; rudimentos seminales anátropos, con placentación axial o apical; estilo simple, apical; estigma bilobado, con los lóbulos elípticos. Fruto entero o bilobado, seco, en sámara o cápsula, o bien carnoso, en drupa o baya, con 1-4 semillas. Semillas ápteras o aladas, glabras, con embrión recto, rodeado por un endosperma oleaginoso o sin endosperma.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.