Med.

Se aplica a cada una de las dos pequeñas ondas, positiva o negativa, que siguen a la onda principal del potencial de acción que genera el impulso nervioso, según puede registrarse en un oscilógrafo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.