m. Bot.

Fruto capsular, cuya dehiscencia se verifica mediante poros o agujeros. Éstos no aparecen en un punto cualquiera del pericarpo, sino en lugares bien precisos y determinados para cada especie, su número y localización son muy variables a causas también en la naturaleza del epicarpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.